COVID-19 Actualizaciones de Protección al Consumidor de Arizona

Banner for COVID-19 Information page

 

La Procuraduría General de Arizona se compromete a proteger a los Arizonenses y garantizar que los consumidores tengan acceso a la información que necesitan para reconocer y evitar el fraude de los consumidores.

Desde que COVID-19 llegó a los Estados Unidos, los estafadores han estado innovando nuevas estafas y esquemas para aprovecharse de los consumidores de Arizona. El General Brnovich está dedicado a defender a los Arizonenses, responsabilizando a los estafadores y proporcionando al público la información que necesitan para no caer víctimas de estos malos actores.

Esta página web está diseñada para proporcionarle a usted y a su familia información importante para reconocer y evitar estafas y fraudes de COVID-19.


COVID-19 Información

Información sobre COVID-19 está en todas partes y parte de esa información es incorrecta. Hágase las siguientes preguntas antes de confiar en la información:

  • ¿De quién es el mensaje? ¿Los conozco? ¿Confío en ellos? ¿Estoy seguro de que son quienes dicen ser? ¿Revisé dos veces que no sean imitadores del gobierno?
  • ¿Qué quieren que haga? ¿Sólo quieren que sepa algo o están tratando de hacer que actúe de alguna manera? ¿Quieren que compre algo, descargue algo o les dé mi información personal?
  • ¿Qué evidencia apoya el mensaje? ¿Utilicé fuentes independientes para comprobarlos o desacreditarlo? ¿Hablé con alguien en quien confío?

Compruebe siempre con algunas fuentes adicionales. Una vez que hayas hecho eso, ¿el mensaje sigue siendo legítimo y preciso? No podemos reducir el volumen de información que se avecina, pero podemos ayudarle a protegerse abordando la información con cuidado. Usted debe hacer y responder a estas preguntas para ayudarle a resolver lo que es útil... y lo que es una estafa.


Correos electrónicos no solicitados sobre COVID-19

Los siguientes consejos le ayudarán a reconocer y evitar correos electrónicos fraudulentos destinados a descargar un programa maligno en sus dispositivos electrónicos, obtener su información personal y robar su dinero.

Tenga cuidado con las solicitudes de información personal en línea. Un correo electrónico con temas de coronavirus que busca información personal como su número de Seguro Social o información de inicio de sesión es una estafa de “phishing” (suplantación de identidad). Elimine el correo electrónico.

Compruebe la dirección del correo electrónico o el enlace. Puede inspeccionar un enlace colocando el botón del ratón sobre la dirección URL (por sus siglas en inglés) para ver a dónde lo llevara. A veces, es obvio que la dirección web no es legítima. Pero tenga en cuenta que los “phishers” (estafadores que se hacen pasar por una entidad confiable en correos electrónicos falsos para robarle su información personal) pueden crear enlaces que se parecen mucho a las direcciones legítimas. Elimine el correo electrónico.

Esté atento a errores ortográficos y gramaticales. Si un correo electrónico incluye errores ortográficos, de puntuación y gramaticales, es probable que sea una señal de que ha recibido un correo electrónico de “phishing” (suplantación de identidad). Bórralo.

Busque saludos genéricos. Es poco probable que los correos electrónicos de “phishing” (suplantación de identidad) usen tu nombre. Saludos como "Querido señor o señora" son una señal de que un correo electrónico no es legítimo. Elimínelo.

Evite los correos electrónicos que insisten en que actúe ahora. Los correos electrónicos de “phishing” (suplantación de identidad) a menudo intentan crear un sentido de urgencia o exigir una acción inmediata. El objetivo es que usted haga clic en un enlace y de su información personal, en ese momento. En su lugar, elimine el mensaje.

Si cree que ha sido víctima de fraude al consumidor, puede presentar una queja en línea ante la Oficina del Procurador General de Arizona. Para cualquier pregunta, o para solicitar un formulario de queja, llame al (602) 542-5763 (oficina de Phoenix), (520) 628-6648 (oficina de Tucson), o sin cargo fuera del área metropolitana de Phoenix, (800) 352-8431.



ESTAFAS COMUNES

  • Estafas de Compromiso de Correo Electrónico de Negocios
    • Los malos actores fingen ser instituciones o empresas con las que los consumidores hacen negocios habitualmente. Están contactando a los consumidores con correos electrónicos hechos para parecer solicitudes legítimas de estas instituciones o empresas y solicitan que los fondos y la información se envíen de una manera diferente a la normal debido a COVID-19. Revise los consejos y las banderas rojas del FBI.
  • Estafas de Caridad
    • Los estafadores pueden solicitar donaciones directamente o a través de sitios como GoFundMe. Antes de donar, haga su tarea. Pida información por escrito (incluyendo informes anuales) sobre la caridad antes de donar. Averigüe cómo se distribuye su donación y cuánto de su donación irá realmente a la caridad misma (en comparación con los costos administrativos). También puede utilizar sitios web como charitynavigator.org para leer informes importantes.
  • Estafa de Puerta en Puerta
    • Los estafadores van de puerta en puerta ofreciendo servicios que afirman protegerán a los residentes de COVID-19. No permita que nadie acceda a su casa que no conozca o que no haya pedido que le ayude.
    • Los estafadores van de puerta en puerta fingiendo trabajar para el censo, y pidiendo a los consumidores información financiera y dinero. El Censo ha suspendido las operaciones sobre el campo hasta abril debido a COVID-19.
  • Estafas de Estímulo Económico
    • estafadores están tratando de robar dinero e información mediante la participación en estafas impostor del gobierno (ver más abajo para consejos) y pretender inscribir a los consumidores o calificarlos para un cheque de estímulo.
  • Estafas de Kit de Prueba Falsos
    • Estafadores están vendiendo falsos kits de diagnóstico de coronavirus en el hogar. En este momento, no se han autorizado kits de pruebas en el hogar para su uso generalizado por la FDA.
  • Estafas de Emergencia Familiar
    • Los estafadores pueden usar COVID-19 como pretexto para engañar a los consumidores haciéndoles creer que un ser querido está en problemas y necesita dinero de inmediato.
      • En el pasado, estas estafas a menudo son llamadas telefónicas en las que el estafador finge ser un nieto o un miembro de la familia que dice estar en problemas o que requiere asistencia financiera inmediata.
      • Los consumidores que reciben dicha llamada deben resistir el impulso de actuar de inmediato y tomar medidas para verificar la identidad de la persona que llama.
      • No envíe tarjetas de regalo, efectivo o transferencias de dinero.
  • Estafas de Impostores Gubernamentales
    • Los estafadores fingen ser empleados del gobierno para robar dinero e información. Recuerde lo siguiente si alguien se comunica con usted alegando ser del gobierno:
      • El gobierno nunca le pedirá que pague nada por adelantado para obtener dinero, un crédito o un reembolso.
      • El gobierno nunca llamará y le pedirá su número de Seguro Social, información de cuenta bancaria o número de tarjeta de crédito.
      • El gobierno nunca amenazará con arrestarlo por no proporcionar información personal o pedirle que compre tarjetas de regalo.
  • Estafas por Internet
    • Los malos actores están creando anuncios falsos que afirman tener información importante sobre COVID-19. No haga clic en ningún enlace que prometa información importante sobre COVID-19.
    • Manténgase informado visitando los sitios web de fuentes acreditadas como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y el Departamento de Salud de Arizona.
    • Correos electrónicos de “phishing” (suplantación de identidad): tenga cuidado con los correos electrónicos que afirman ser los CDC o la Organización Mundial de la Salud. Los estafadores envían correos electrónicos falsos para acceder a su computadora e información financiera. No haga clic en ningún enlace en ningún correo electrónico no solicitado.
  • Estafas de Productos Milagrosos
    • Los estafadores están vendiendo tratamientos falsos y curas para COVID-19. Tenga cuidado con cualquier producto que afirme que puede prevenir, tratar o curar COVID-19. Actualmente, no hay vacunas ni curas probadas para el virus.
  • Estafa de Contrabando de Dinero “Money Mule” 
    • Los estafadores piden a los consumidores que los ayuden a mover fondos ilícitos a través de trabajos en línea, sitios web de citas y aplicaciones. A menos que usted sea personal o profesionalmente responsable de otra persona o entidad, no realice transacciones financieras para nadie ni otorgue acceso a sus cuentas financieras. Revisa los consejos del FBI.
  • Estafas de Alivio Hipotecario
    • La FTC publicó información detallada sobre estafas dirigidas a los propietarios en situaciones de préstamos en dificultades.
  • Estafas Telefónicas
    • La cantidad de llamadas automáticas, mensajes de texto y correos electrónicos fraudulentos relacionados con COVID-19 está en aumento. Cuelgue en llamadas automáticas, no responda ni haga clic en enlaces en textos no solicitados, y no haga clic en enlaces en correos electrónicos no solicitados.
  • Ladrones de compras
    • Los estafadores están ofreciendo comprar para la gente que se aisló. No confíe en extraños para comprar por usted.
  • Estafas de Trabajo Desde Casa
    • Los estafadores están vendiendo trabajos falsos, inversiones y formas falsas de ganar dinero trabajando desde casa. Antes de participar en una empresa de negocios desde casa, revise los seis consejos.

Otros Recursos

The Better Business Bureau (El Buro de Mejores Negocios)
El BBB (por sus siglas en inglés) está proporcionando numerosos recursos de educación para el consumidor sobre cómo evitar estafas durante la pandemia COVID-19. Los consumidores también pueden utilizar el rastreador de estafas de la BBB para ver estafas reportadas y pueden investigar las empresas locales y estafas en bbb.org.

The Consumer Financial Protection Bureau (La Oficina de Protección Financiera del Consumidor)
El CFPB (por sus siglas en inglés) está proporcionando información a los consumidores sobre cómo proteger sus finanzas durante la pandemia de COVID-19.

The Department of Labor (El Departamento de Trabajo)
El Departamento de Trabajo federal está proporcionando información de COVID-19 en el lugar de trabajo y recursos de empleo para empleados y empleadores.

The Federal Communications Commission (La Comisión Federal de Comunicaciones)
La FCC (por sus siglas en inglés) proporciona advertencias al consumidor y consejos de seguridad durante la pandemia de COVID-19.

The Food and Drug Administration (La Administración de Drogas y Alimentos)
La FDA (por sus siglas en inglés) proporciona recursos a los consumidores a través de su sitio web de Coronavirus actualizado regularmente y responde a muchas preguntas frecuentes. La FDA también está ofreciendo recomendaciones sobre cómo puede hacer una diferencia durante la pandemia.

The Federal Trade Commission (La Comisión Federal de Comercio)
La FTC (por sus siglas en inglés) está proporcionando consejos para los consumidores para reconocer y evitar estafas.

The National Association of Attorneys General (La Asociación Nacional de Procuradores Generales)
NAAG (por sus siglas en inglés) está proporcionando orientación, consejos y alertas sobre cómo evitar estafas durante la pandemia COVID-19. NAAG también proporciona una amplia gama de información útil sobre protección del consumidor a los consumidores.

The United States Government (El Gobierno de los Estados Unidos)
El gobierno federal ha creado una página web central de respuesta COVID-19 con recursos y acciones de todo el gobierno federal en respuesta a COVID-19. Además, Benefits.gov proporciona más información sobre recursos específicos del coronavirus del gobierno federal.

The United States Postal Inspection Service (El Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos)
El USPIS (por sus siglas en inglés) está proporcionando recursos y consejos sobre cómo protegerse del fraude en general y de las estafas por correo. También están manteniendo consejos sobre las estafas relacionadas con COVID-19 específicamente.